Medirse es fácil y rápido: sólo necesitás una cinta métrica de costurera.

Para medirte, usá ropa que te quede pegada al cuerpo, que no sea de tela muy gruesa ni tenga texturas irregulares que puedan modificar las medidas. 

 

Tabla_de_talles_2